AlimentosBlog postsComercio justoMiel

La miel de abeja: el único alimento natural que no caduca

Miel de abeja

La miel de abeja: el único alimento natural que no caduca

La miel de abeja es el único alimento natural que no caduca. En el mundo gastronómico enriquece los aromas de los alimentos, mejora el sabor de pasteles, panes y helados, además de otorgar un toque especial a los asados de carne, pollo, pescados y vegetales.

La miel tiene una composición química inusual que la mantiene fresca indefinidamente sin echarse a perder. Es particularmente baja en humedad y extremadamente ácida, lo que la hace un territorio inhóspito para bacterias y microorganismos. Y además de ello, las abejas añaden un enzima, la glucosa oxidasa, que crea el peróxido de hidrógeno como un subproducto.

Inclusive si la miel se cristaliza por estar refrigerada puede recuperar su consistencia natural sumergiendo el recipiente que la contiene en otro mayor con agua u otro líquido que se lleva a o está en ebullición, lo que se conoce como “baño maria”

La importancia de la miel de abeja en México

La miel ha sido reconocida como un alimento sumamente útil y nutritivo; en México, es la fuente de trabajo de muchas personas entregadas a la apicultura.

El sureste mexicano sigue siendo la principal zona de producción de miel de abeja. El país ocupa el sexto lugar como productor mundial y el tercero como exportador. La apicultura beneficia a más de 42 mil familias, quienes trabajan en 1.9 millones de colmenas.

La miel mexicana, tiene características únicas gracias a nuestra biodiversidad; por ejemplo, algunas de nuestras mieles consiguen su sabor al elaborarse con una flor específica: como la flor de aguacate, la de guayaba o la de naranjo; los productores buscan la denominación de origen debido a la unicidad de estas mieles. Al igual que la que se obtiene en Chiapas y Yucatán con tres flores de la región: tajonal, dzidzilché y xtabentún.

Muchas de estas mieles especiales se ubican en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, pero hablar de todas las variedades de miel sería demasiado extensivo, tan sólo en Yucatán existen unas veinte variedades. Y si nos referimos a los distintos procesos de producción, también sería exhaustivo, por ejemplo, en el caso de la miel orgánica se colocan las colmenas (cajas de madera con abejas adentro) en áreas de flores silvestres, lo que a veces obliga a transportarlas a distintos campos para seguir su floración y así las abejas produzcan la misma miel.

Entre los años 2012 a 2016, en Yucatán se produjeron más de 11 mil toneladas de miel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *