BebidasBlog postsTequila

¿Es el tequila 100% mexicano?

Tequila

¿Es el tequila 100% mexicano?

El tequila es la bebida más representativa de todo México, si hay alguna característica o algo que nos distingue de México en el mundo es el destilado de agave azul.

Un poco de historia

El tequila es un destilado originario del municipio de Tequila en el estado de Jalisco, México. Se elabora a partir de la fermentación y destilado al igual que el mezcal, jugo extraído del llamado agave azul (Agave tequilana), ​ con denominación de origen en cinco estados de la República Mexicana: Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Tamaulipas y por supuesto en todo el estado de Jalisco.

La pureza de un tequila consiste en estar hecho completamente a partir del agave. Cuando este no señala en su etiqueta que es 100% de agave es un tequila mixto. Esto significa que una proporción de la azúcar obtenida del agave se mezcló con otros azúcares durante su elaboración. Durante muchos años existió en México una norma que permitía que los tequilas tuvieran un mínimo de 51% de agave y un máximo de 49% de otros azúcares. Desde hace algún tiempo, sin embargo, la norma exige que para ser llamado tequila debe ser al menos 60% agave. En los tequilas mixtos, el agave se mezcla con jarabe de maíz o de caña de azúcar.

Entonces ¿Todo el tequila que se comercializa es 100% mexicano?

He aquí un dato interesante: el 35% de las marcas de tequila comercializadas en México son financiadas por capital extranjero.

Ejemplo de estas marcas son: Don julio, Herradura, Casamigos, entre otras, que son manejadas con dinero británico y americano.

El tequila, hoy por hoy es considerada la bebida alcohólica “insignia” de México en el mundo. Sin embargo, muchas marcas internacionales son propietarias de nuestra “insignia” y, por consiguiente, las ganancias son para ellos.

Algunas marcas como, Don Julio, fue comprada por la británica Diageo a Casa Cuervo; la adquisición de Casa Herradura y el Jimador por parte de la estadounidense Brown-Forman en 2006; la venta de Sauza, uno de los más antiguos en México, Hornitos y Tres Generaciones a la estadounidense Beam Suntory Global; y las compras de la marca Espolón por Campari y Casa Noble por parte de Constellation Brands.

Esto no solo pasa con las marcas de tequila, es una tendencia global de que las empresas multinacionales adquieren empresas más pequeñas relacionadas con su negocio principal.

Actualmente, la industria tequilera ofrece diversas oportunidades de negocio, más allá de la venta de una botella, los consumidores suelen comprar accesorios personales, como lentes, vasos, prendas de vestir, relojes, y hasta piezas de arte y decoración, además de la oferta de paseos a las añejas haciendas y destilerías, todo alrededor de un caballito del destilado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *