BebidasBlog postsMielRecetas

Receta con miel: Bolis de avena y miel

Receta con miel

Receta con miel: Bolis de avena y miel.

La miel, desde tiempos antiguos, ha sido parte de la vida de los seres humanos. Muchos han sido sorprendidos por sus propiedades como remedio medicinal, su delicioso sabor y atractivo color y textura. Como remedio, puede ser usada para aliviar la tos, curar heridas superficiales o resolver problemas de cabello como la caspa, pero igual se puede usar en recetas. ¿Lo mejor? ¡Se conservará en tu alacena por años!

A medida que el cuerpo envejece, nuestro sistema digestivo se hace más lento y será necesario incorporar una dieta baja en grasas, azúcares, edulcorantes artificiales, sal y otros aditivos.  Como alimento, la miel de abeja puede ser usado como una opción natural para el tratamiento del estreñimiento y las úlceras estomacales gracias a sus propiedades antibacterianas pues regula las funciones del intestino y ayuda a la digestión. Su consumo elimina elementos tóxicos del cuerpo y favorece un correcto funcionamiento. De igual forma, la avena es conocida por facilitar el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento. Combinados ¡Te fascinarán! Es por eso que hoy te traemos una refrescante receta con miel, ideal para esos días de calor.

Simple, sencillo y ¡Delicioso!

Bolis de miel con avena

Ingredientes:

  • 4 tazas de agua
  • 2 tazas de hojuelas de avena
  • Miel Cascam al gusto
  • Bolsas pequeñas (10. Puede variar, dependiendo del tamaño)

Preparación:

  1. Primero, ponemos a licuar el agua y la avena.
  2. Poco a poco iremos agregando la miel hasta lograr el dulce que queramos.
  3. Dejamos reposar por aprox. 20 minutos para que la avena quede suave y sea más fácil de masticar.
  4. Por último, se llenan las bolsitas hasta la mitad. Eso para que sea más fácil amarrarlas y no se derramen.

¡Listo! Solo debes poner las bolsitas llenas en el congelador y esperar a que se congelen. Tendrás un postre saludable y riquísimo que podrás disfrutar sin culpas y con todos los beneficios de la miel Cascam y la avena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *