AlimentosAlimentos gourmetBlog postsMermeladaRecetas

Como preparar una mermelada casera

mermelada casera

Como preparar una mermelada casera

La mermelada es un alimento delicioso que contiene vitaminas y propiedades pero que, lamentablemente, se cree son malos para la salud. Si tenemos por costumbre consumir mermelada industrializada, será imposible controlar ciertos ingredientes como los colorantes y conservadores, dañinos para la salud. Nuestra recomendación es consumir mermelada casera, por eso el día de hoy te traemos una receta para preparar mermelada en la comodidad de tu hogar. Fácil, rápido, delicioso, sin complicaciones y con solo dos ingredientes.

La condición ideal para preparar una mermelada, es que la fruta debe estar madura, pues es cuando más sabor tienen, pero no debe estar en extremo madura pues la fruta en este estado tiene un nivel muy bajo de pectina, un componente de las frutas que permite que la mermelada cuaje. Se deben retirar de la fruta todas las partes dañadas; en caso de utilizar frambuesas, moras o fresas es necesario dejar secar antes de poner a cocer pues retienen mucha agua al momento de lavar.

Vamos a utilizar:

  1. 500 gr de azúcar por cada 500 gr de fruta. Se puede utilizar azúcar especial para conserva, que, aunque es más caro, al ser el gránulo más grande no produce espuma y permite que la mermelada será más transparente. Si se desea un color más obscuro en la mermelada, se puede utilizar azúcar morena.
  2. La fruta picada o entera, dependiendo del tamaño. Por ejemplo, si haremos mermelada de fresa se pueden cocer enteras, en caso de manejar manzanas, lo más recomendable sería trozar la fruta para una mejor cocción.
  3. Este ingrediente depende del tipo de fruta que vayamos a utilizar; las frutas blandas pueden cocerse en su propio jugo, pero para aquellas duras será necesario agregar agua hasta cubrir la fruta.

 

Preparación:

  1. Poner a cocer la fruta, revolviendo de vez en cuando, hasta que esté blanda. Algunas frutas tardarán más que otras, en el caso de las frutas duras a las que se les añadió agua, esperar a que el líquido reduzca, por lo menos, un tercio.
  2. Añadir el azúcar, previamente calentado, y revolver hasta que se haya disuelto.
  3. Ya disuelta el azúcar, subir el fuego y dejar hervir por 10-15 minutos o hasta que la consistencia se haya alcanzado.
  4. Para verificar la consistencia, enfriar una cucharada de mermelada y ponerla en un plato, esta deberá despegarse del plato. De no ser así, hervir por unos minutos más y corroborar.

Para que se conserve mejor, será preferible guardar la mermelada en un lugar fresco, obscuro y aireado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *