AlimentosBebidasBlog postsComercio justo

Los Hecho en México es de calidad

Hecho en México

Los Hecho en México es de calidad

Existen muchos pensamientos erróneos respecto a los productos hechos en México. La idea de que las marcas importadas son de mayor calidad y que los productos locales no cumplen con todos los estándares es uno de los más grandes prejuicios con los que debemos luchar, sobre todo en épocas actuales donde las acciones y declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ponen en riesgo la estabilidad económica del país.

Víctor Hugo Romo, diputado del partido nacional PRD y promotor de “Hecho en México” mencionó en febrero de 2017 a El universal que Estados Unidos rechazó un cargamento de 100 toneladas de aguacate mexicano, a pesar que el Departamento de Agricultura Estadounidense ya había autorizado la entrada de este producto al país vecino, poniendo en riesgo el trabajo de cientos de productores de aguacate.

Hoy en día existe una “adicción” a lo internacional o lo hecho por marcas reconocidas, dejando de lado el consumo local, aun cuando en México existen productos únicos y de alta calidad que tienen buena aceptación en el mercado internacional. Según un estudio, hecho a través de la aplicación Lineo, más del 50% de los consumidores mexicanos creen que lo Hecho en México no es competencia para las empresas extranjeras, lo que obliga a los empresarios y productores a optar por la exportación y deja espacio para que marcas extranjeras entren al país.

Consume lo hecho en México

Consumir lo Hecho en México no solamente es ir a los mercados en busca de productos locales. Hoy en día muchos productores optan por las ventas online, lo que facilita la adquisición de productos mexicanos (que cumplen con todos los estándares de calidad) a nivel mundial.

Aunque este canal de venta no ha sido completamente explotado, tanto consumidores como productores comienzan a percibir la adquisición online de productos hechos en México como una opción viable.

La cultura del consumo local traería muchísimos beneficios a la economía del país, y esto puede comenzar derribando el prejuicio de que lo “Hecho en México” está mal hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *