Miel

La miel: el mejor antibiótico natural

La miel: el mejor antibiótico natural

La miel: el mejor antibiótico natural

En numerosos artículos hemos resaltado las propiedades y beneficios de la miel de abeja, sin embargo, no hemos hablado de la miel como un antibiótico natural. En algunos casos la miel es más efectivo que algunos antibióticos convencionales utilizados en tratamientos contra infecciones.

La miel como remedio es antibiótica, cura el raquitismo, el escorbuto, la anemia, la inflamación del intestino, la hidropesía, el estreñimiento, el reumatismo, los dolores de cabeza y los vértigos. Es el mejor azúcar que aceptan los riñones.Es considerada tónica y relajante al favorecer la absorción de triptófano, sustancia precursora de la serotonina, inductora del sueño. Por ello, la miel combate el insomnio.

¿Porqué la miel es antibiótica?

La miel contiene 13 bacterias del ácido láctico (BAL), que son las que producen la acción antimicrobiana que se requiere en función del tipo de bacterias a combatir.

Los investigadores trataron 42 patógenos de las heridas de 22 pacientes con las 13 BAL de la miel. Como resultado encontraron que los efectos eran comparables a los que producen los antibióticos convencionales.

Para que la miel pueda conseguir estos efectos y beneficios, debe estar fresca y ser completamente pura. Cabe aclarar que las mieles que se comercializan en supermercados no contienen bacterias lácticas vivas, por lo que muchos de sus beneficios no están presentes en ellas.

En todo caso, los investigadores creen que este hallazgo es muy importante para la medicina, pues en un futuro podría suponer un tratamiento alternativo a los antibióticos convencionales que, como sabemos, suelen tener efectos secundarios en los pacientes.

¿Que otras propiedades tiene la miel?

La miel de abeja es rica en vitamina A, vitamina B2, B3, B5, y vitamina C, además de minerales esenciales como calcio, magnesio, potasio, hierro, cobre, yodo y zinc. Teniendo en cuenta sus beneficios, la miel ha sido utilizada como antibiótico para:

  • Combatir organismos nocivos como la salmonela y el E.coli. También contribuye a una mejor digestión de los alimentos.
  • Es recomendada para reforzar el sistema inmunológico y combatir infecciones en las vías respiratorias, así como gripes y resfriados.
  • Desde la antigüedad ha sido utilizada para tratar heridas, prevenir infecciones y mejorar el proceso de cicatrización.
  • La miel se utiliza para el cuidado de la piel, ya que evita posibles infecciones y elimina aquellas bacterias que pueden afectar nuestra belleza.

Por estas propiedades y beneficios, La miel: el mejor antibiótico natural, tiene numerosas propiedades contra infecciones y bacterias y es un alimento delicioso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *